Tipos de Modelos Logísticos de Distribución

tipos-modelos-logisticos
Transporte y logística

En el artículo de hoy vamos a analizar cuáles son los tipos de modelos logísticos de distribución que nos podemos encontrar ?, qué características tiene cada uno de ellos y qué ventajas o desventajas pueden aportar a nuestra empresa para así definir cuál nos puede favorecer más.

¿Qué son los modelos logísticos de distribución?

El proceso de distribución es la etapa de abastecimiento por la que pasan los productos antes de llegar a los consumidores.

Desde el punto de vista logístico, podemos encontrar varios modelos de distribución, que bien podemos organizar nosotros mismos dentro de nuestra empresa, o bien podemos contratar a una empresa externa para que se encargue de todo el proceso.

Modelos logísticos de distribución

Según la Faedis, podemos dividir estos modelos en cuatro tipos:

Modelo descentralizado

Quizás sea el modelo más utilizado. Su método consiste en que, una vez haya acabado la fase de fabricación, la mercancía pasa directamente a un almacén central, conocido como regulador. Una vez aquí, pasa nuevamente a transportarse a otros almacenes de proximidad o delegaciones, con el objetivo de acercar la mercancía a los puntos de venta.

La gran ventaja de este modelo es el ahorro de tiempo que supone la cercanía entre almacén y el punto de venta. Por el contrario, su principal desventaja es que este modelo requiere de una gran infraestructura, por lo que resulta más caro.

Modelo centralizado

Al contrario que en el modelo descentralizado, aquí la necesidad de infraestructuras es mucho menor, por lo que se produce un mayor ahorro.

En este modelo logístico de distribución, la mercancía, una vez salida de la fábrica, pasa a un almacén central. De él es desde donde sale una flota de camiones, cada uno con una ruta de distribución asignada para dar alcance a los clientes de las diferentes zonas.

Distribución cross-docking

Esto podría considerarse una versión del modelo descentralizado, pero sustituyendo los almacenes de proximidad por cross-docking (plataformas de carga y descarga).

Aquí la mercancía no llega a almacenarse, sino que el fabricante entrega sus productos y los comerciantes lo re-expiden en menos de 24 horas, manteniendo el flujo de esa mercancía.

Plataforma de consolidación

Este modelo es usado cuando los fabricantes no producen la cantidad suficiente como para llenar su propia flota de transporte. De este modo, varios fabricantes reúnen su mercancía en un centro de consolidación y, desde allí, es distribuida a los clientes.

Cómo elegir el tipo de modelo logístico de distribución que más me conviene

A la hora de decantarnos por uno u otro modelo, debemos valorar y analizar los siguientes aspectos:

  • Ubicación. En qué punto se encuentra el centro o los centros de fabricación, así como dónde se encuentran los puntos de destino a los que debe llegar nuestra fabricación. No es lo mismo una multinacional que una empresa que trabaja a nivel autonómico.
  • Debemos analizar qué tamaño de mercado queremos abastecer para saber qué cantidad de almacenes necesitamos.
  • Nivel de servicios. Aquí entra en juego la rapidez con la que queramos que nuestros productos sean entregados. Si trabajamos con tiempos de entregas muy cortos, quizás el modelo descentralizado o el cross-docking sean nuestra mejor opción.
  • Medios de transporte. Analizar qué cantidad de flota de transporte necesitamos para nuestro servicio. Si, por ejemplo, llenar un camión con nuestra mercancía nos cuesta, lo más seguro es que la opción que más nos beneficie sea la plataforma de consolidación.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender mejor los diferentes tipos de modelo logístico de distribución y, sobre todo, que hayas podido responder cuál es el que más beneficia a tu empresa. Puedes revisar lo que nuestro software de Logística para el transporte puede hacer por tu empresa.

Menú