La tecnología RFID y su aplicación en el sector del transporte y la logística

La tecnología RFID y su aplicación en el sector del transporte y la logística

La Identificación por Radiofrecuencia (RFID) supone una oportunidad tecnológica para el sector del transporte y la logística. En el artículo de hoy vamos a ver por qué consideramos que esto es así. Pero en primer lugar, por si se desconoce qué es la tecnología RFID, vamos a explicar de qué se trata.

 

¿Qué es la tecnología RFID?

La tecnología RFID es una tecnología que permite almacenar y  transmitir datos de manera automática utilizando para ello la radiofrecuencia, ondas de radio.

Esta transmisión se produce entre una etiqueta electrónica, o también llamada “tag”, que contiene información de un objeto, y un aparato lector que lee esta información sin que sea necesario para ello contacto entre ambos. Podría equipararse al conocido código de barras, con la diferencia de que este sí necesita contacto directo con el lector para leer la información que contiene.

Esta comunicación a distancia de la información puede beneficiar enormemente a las empresas del sector del transporte y la logística.

 

Beneficios y usos de la tecnología RFID en empresas de transporte y logística

1. La identificación y el rastreo de  la flota en la ruta. Esto por ejemplo puede beneficiar a una empresa de transporte si en la trayectoria de uno de sus vehículos se produce un incidente que pueda afectar a la cadena de suministro.

2. Conocer información sobre los productos que transportan los vehículos, por ejemplo, es muy útil en el transporte de mercancía perecedera.

3. Registrar de manera exhaustiva las salidas y las entradas de la mercancía, controlar cuándo llega al almacén y controlar el stock –haciendo que no se produzcan pérdidas económicas. De la misma manera, hace posible detectar los movimientos de la mercancía.

4. Control del estado de los neumáticos colocando tecnología RFID en ellos, y también control de robos o pérdidas de los mismos.

 

En resumen, posibilita el seguimiento de la mercancía (artículos, pallets, cajas) y la monitorización del estado de los productos, haciendo que todas las fases de la cadena de suministro estén integradas, con el consecuente aumento de la eficiencia logística.

 

Estamos convencidos de que el uso de las nuevas tecnologías puede conllevar numerosos beneficios a las empresas de transporte; y entre las tecnologías que pueden ser aplicadas, aparte de los sistemas ERP como nuestro programa de transporte Novatrans, se encuentra la tecnología RFID.

5 beneficios de aplicar la tecnología a la gestión de una empresa de transporte

5 beneficios de aplicar la tecnología a la gestión de una empresa de transporteLa aplicación de la tecnología a una empresa de transporte ayuda a la administración interna de la misma en aspectos como la gestión de la información, la planificación y la optimización de rutas, o el uso de estadísticas para conocer previsiones de gastos, entre otros.

En este sentido, una de las tendencias en la gestión de la cadena de suministro es el uso de sistemas ERPs, según un estudio realizado por Logistop, la Plataforma Tecnológica en Logística Integral, llamado “Documento Visión Estratégica 2020 de la Logística Integral en España”.

Un sistema ERP es un programa con el que se gestiona por completo toda la información de una empresa y la planificación de sus recursos.

Y en base a nuestra experiencia en el sector del transporte con nuestro software para empresa de transporte Novatrans, 5 beneficios que aporta un ERP a una compañía del sector son:

1. Mayor control de toda la información del negocio: datos con respecto a clientes, proveedores, conductores, multas, vehículos, etc. ya que en este sistema se incorpora y guarda toda esta información.

2. Mayor rentabilidad: mediante este tipo de programa de transporte se puede controlar exhaustivamente todos los gastos que se producen en una empresa, como los gastos de los vehículos en combustible o los gastos en taller. De esta manera, mediante estadísticas e informes, se puede obtener una previsión de gastos y conocer qué aspectos de la actividad de la empresa son rentables y mejorables económicamente.

Por ejemplo, se puede saber qué rutas son las más rentables y cómo optimizarlas.

3. Mayor control de la contabilidad: porque en este sistema se registran y gestionan los cobros y los pagos, las facturas, excluyendo errores de cálculos gracias a la automatización de los datos.

4. Mayor control del almacén: un ERP permite conocer desde un mismo programa informático cuáles son los movimientos de almacén, el control de las mercancías que los camiones transportan, registrando los artículos que entran y salen de él.

5. Elaboración de estadísticas, informes y balances mensuales: esta documentación permite, entre otras posibilidades, comparar distintos periodos de tiempo con respecto por ejemplo al control de gastos de transporte, control del consumo de gasoil, beneficios de un periodo o facturación mensual.